Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, Monóvar - Semana Santa 2015


   
  Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, Monóvar
  Semana Santa 2015
 
Crónica Semana Santa 2015


Miércoles Santo en Monóvar, tiempo de oración, de reflexión en los misterios de nuestra fe. Hoy procesionan dos Cofradías Hermanadas; Nuestra Señora de los Dolores y Nuestra Señora de la Soledad. A las diez de la noche da comienzo el desfile procesional, un desfile que nos manifiesta la fe, el arte y la pasión.

La Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores es la primera en cruzar el dintel del templo. El olor a incienso traslada en los presentes a aquella Jerusalén de hace más de dos mil años. Aromas, colores, sonidos y sensaciones únicas, capaces de emocionar incluso a los más reservados a la hora de expresar públicamente los sentimientos religiosos.

Tras ella saldrá la Virgen de la Soledad, un ejército de cofrades abre el cortejo con sus cirios procesionales, cirios que iluminan esa fuente espiritual de quien lo porta; cirios que alumbran por los que ya no están, velas que redimen una pena o una promesa cumplida, cirios que enciende una madre que pide por su hijo.

La noche se prevé intensa, las dos Imágenes han salido del templo cada una en una dirección distinta, aunque a lo largo de la noche volverán a coincidir en su recorrido, protagonizando un encuentro entre ambas Imágenes. Los tronos se abren camino en la noche avanzando con paso elegante, poco a poco, con suavidad y dulzura, como solo sus costaleros saben hacerlo… abriendo el pecho, ensanchando el alma y entregando el corazón.

La primera en llegar al lugar elegido para el “encuentro” es la “Dolorosa”, al ritmo de su Banda de Tambores y Cornetas, hace su entrada en una calle repleta de fieles esperando el momento álgido de la noche. La Virgen de la Soledad no se hace esperar y arropada por su Banda de Tambores se sitúa frente al trono de Nuestra Señora de los Dolores. Las cámaras de fotos toman instantáneas en todas direcciones; unas apuntan a las imágenes Titulares, otras a las sombras que éstas proyectan sobre los edificios cercanos.

Casi sin darnos cuenta se han fusionado las dos Bandas de tambores, el público presente guarda un riguroso silencio y el capataz del trono hace sonar la campana. Las dos Imágenes inician una coreografía en sus  movimientos al ritmo que van marcando las dos Bandas convertidas en una.

Los tronos de la Dolorosa y la Soledad se van aproximando poco a poco, meciéndose con arte hasta fundir sus varales. El momento es emocionante, el viento permanece en calma y las nubes dispersas, quedando  como testigos en el firmamento la luna y las estrellas. La emoción pronto da paso a los aplausos del público presente, para algunos esta noche fue una catequesis plástica, silenciosa, una noche que caló en lo más   profundo de su corazón.

Tras este “Encuentro” ambas cofradías retoman el camino de regreso al templo. El mensaje a quedado claro… sólo Dios sabe cuántos, después de vivir estos momentos mágicos, han aprendido a rezar en la calle. Sólo María conoce cuántas miradas de fe, cuántos propósitos de conversión sincera han arrancado sus lágrimas de los corazones pecadores.


                                                            Francisco Jaén.


 
  Desde su creación, 92856 visitantes han entrado en la Web  
 
Otras fechas --- Volver arriba --- Horario Misas


nació el 27 de Enero de 2008.

Copyright ©  2007-2017, Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, Monóvar. Todos los derechos reservados   Aviso Legal