Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, Monóvar - Semana Santa 2016


   
  Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, Monóvar
  Semana Santa 2016
 
Crónica Semana Santa 2016


Tal y como estaba previsto, a las diez de la noche asomaba por el dintel del templo el Estandarte de la Cofradía, flanqueado por dos bellas mantillas y dos cofrades portando un farol.
Tras ellos marchaban los cofrades de luz, quienes desde el anonimato de su rostro cubierto, cedieron el único protagonismo a la imagen Titular. Seguro que fueron muchos los que dirigieron su mirada a la  Virgen de la Soledad pidiendo que ordene su vida según Su voluntad, para que en nombre de su Hijo, puedan ofrecer buenas obras al prójimo. Tras ellos, la Banda de Tambores formada frente a la Iglesia Arciprestal, se disponía a recibir bajo los compases de su percusión, al trono con su Virgen. Su sonido actuaba como un desfibrilador ajustando el ritmo de los corazones de quienes decidieron compartir el camino de la devoción sincera, en la noche de Miércoles Santo.
Seguidamente la Virgen de la Soledad, sobre su Altar ambulante abandonó su hornacina para llorar junto a su pueblo, portada a hombros por un selecto ejército de costaleros, iniciaba su paseo evangelizador por las calles de Monóvar. Tras Ella procesionaban sus Camareras y un nutrido ramillete de mujeres ataviadas con mantilla. Gente comprometida con la Virgen de la Soledad, que comparte su dolor ofreciendo lo que tiene, como dones que han recibido de la Virgen a la que acompañan.

A continuación salió la Cofradía de la Dolorosa, ambas coincidieron en un punto del recorrido procesional, escenificando el mayor mensaje de AMOR entre dos Cofradías Hermanadas. Cuando las dos Cofradías se encontraron en la Plaza de San Roque, los tronos se situaron uno frente a otro y las dos formaciones musicales se fusionaron en una. Pronto las dos imágenes Titulares entrelazaron sus varales en una armoniosa coreografía, mientras los ecos del tambor resonaban como cánticos corales en la noche de Miércoles Santo. Fue el momento esperado por todos los presentes y por quienes decidieron seguir el recorrido procesional a través de la televisión. Fueron unos instantes vibrantes e intensos que se vivieron con una emoción contenida y un nudo en la  garganta.

También la Virgen de la Soledad tenia un nudo en la garganta. Durante toda la noche estuvo buscando a su Hijo y por fin estuvieron frente a frente. En ese momento mágico pareció oírse una voz tenue susurrando "Hijo, aquí tienes a tu pueblo, a tu gente. Ya ves que son frágiles y   delicadas vasijas de barro, pero dentro llevan un gran tesoro. Haz  que no desfallezcan y enséñales las Bienaventuranzas que predicaste en la montaña a tus discípulos  porque, mientras Tú no hayas nacido en el corazón de todos los hombres, yo seguiré sufriendo por toda la humanidad."
Tras esos instantes la Virgen de la Soledad regresó a casa, pero antes de despedirse nos regaló algo muy especial, algo que no se desgasta  con el tiempo… “la Bendición de Dios"

                                                              Francisco Jaén

 
  Desde su creación, 92856 visitantes han entrado en la Web  
 
Otras fechas --- Volver arriba --- Horario Misas


nació el 27 de Enero de 2008.

Copyright ©  2007-2017, Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, Monóvar. Todos los derechos reservados   Aviso Legal