Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, Monóvar - Semana Santa 2014


   
  Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, Monóvar
  Semana Santa 2014
 
Crónica Semana Santa 2014


Más temprano que nunca…, casi antes de que la luna despertara, salía en procesión la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad. Apenas pasaban unos minutos de las diez de la noche, cuando la Soledad, mecida amorosamente por sus costaleros y arropada por los sones de su banda de tambores, se reunía con su pueblo, con sus hijos e hijas, con los que la visitan en su hornacina y le hablan y le cuentan durante todo el año.

Ella está casi oculta entre un jardín de flores blancas…, los primeros varales del trono han cruzado el dintel del templo y los tambores desencadenan su furia anunciando la salida de la Titular de la Cofradía.

De pronto, enmudece el sonido de los tambores y la noche se hace silencio. Centenares de personas que aguardan la salida del trono, permanecen en el más absoluto de los silencios, un silencio que duele en los oídos, apenas roto por una suave música de Capilla.

El trono avanza muy lentamente, casi a cámara lenta, disfrutando de esa complicidad con quienes decidieron compartir el camino del Miércoles Santo. Es difícil plasmar con palabras esos primeros e intensos minutos de procesión. Esa noche las estrellas brillaban como nunca y la luna decidió unirse a los cofrades de luz en su cometido de iluminar el camino de fe.
 
Monóvar entendió el mensaje. Esta era una Procesión especial en la que la Cofradía quería homenajear a una gran cofrade, que nos dejó unos meses después de finalizada la pasada Semana Santa. Ese respetuoso silencio guardado por el público presente, hablaba a gritos del cariño y aprecio que todos sentían por María Jesús.

Tras esa salida tan cargada de emociones y sensaciones, el trono arropado por sus cofrades de luz, mantillas, Banda de Tambores, Costaleros, Capilla, Camareras, Presidencia y representantes del resto de Cofradías, inician el camino marcado. Un camino que llevará a la Soledad por calles escarpadas y callejones estrechos, donde la pericia de los capataces y las pértigas, permiten sortear el tendido eléctrico.

La música de capilla consigue en cada bocacalle, silenciar incluso el roce del calzado con el asfalto. La noche avanza y el momento de encontrarse con la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores, se aproxima.

La Soledad sale en busca de su Hijo y esta noche se encontrará con Él. El lugar elegido por ambas Cofradías es la Plaza Mompó. La primera en llegar a la cita es la Soledad, aunque el trono de la Virgen de los Dolores no se hace esperar.

Tras la fusión de las dos bandas, empezaran a sonar las primeras notas conjuntas, y los tronos separados diez metros aproximadamente,  inician una coreografía que desemboca en una fusión de varales… un abrazo entre Cofradías, un beso entre Madre e Hijo. En esos intensos minutos parece leerse en los labios de la Soledad “Déjame mirarte despacio, permite que recorra tus secretos y disfrute de tu silencio, déjame admirarte Hijo mío”.

Tras ese momento mágico, ambas Cofradías retoman juntas el camino que les separa del templo. La Soledad inicia primero el camino de regreso, a su llegada a la parroquia, centenares de personas han cogido posiciones para escuchar por última vez los pentagramas de la Capilla y con ellos, de nuevo disfrutar de ese silencio emotivo que los vecinos de Monóvar han ofrecido al desfile procesional de Miércoles Santo.

Tras encarar la puerta del templo, la Banda de Tambores es la encargada de guiar los últimos pasos de los costaleros. Sus redobles consiguieron encoger los corazones de la cuidad.
 
La Procesión terminó, pero las estrellas continuaron brillando en la noche.
La Procesión terminó, pero la virgen de la Soledad siguió llorando entre sueños.
La procesión terminó, pero no fue necesario elevar el volumen del silencio, para saber lo que callaba.


                                                                     Francisco Jaén.  


 
  Desde su creación, 94403 visitantes han entrado en la Web  
 
Otras fechas --- Volver arriba --- Horario Misas


nació el 27 de Enero de 2008.

Copyright ©  2007-2017, Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, Monóvar. Todos los derechos reservados   Aviso Legal